H-Bomb, la nueva cara del “buggy mas avanzado del planeta”

Allá por el otoño de 2012, tuvimos noticia de lo que bautizaron como “el buggy mas avanzado del planeta”: el CR, basado en un diseño en fibra de carbono. Lo comentamos en el foro de la AEKB.

Una campaña de marketing, tal vez demasiado “agresiva”, en el que es, tal vez un sector demasiado conservador, y un diseño que unía innovación y conceptos ya desterrados en el Kite Buggy, no arrojaron buenas críticas.

Dos años después, el equipo formado por David Hobbs – McConaghy Boats, han reestructurado prácticamente al completo el diseño para dar a luz al H-Bomb.

http://www.carbonkitebuggy.com/

Ahora, una campaña mas humilde, y un diseño atractivo pero mas similar a lo que estamos acostumbrados, parecen estar generándole al H-Bomb, unas críticas mas benévolas.

Algunas de las novedades mas importantes podrían ser:
– Reducción de peso. Pasa de pesar en torno a 58kg a pesar en torno a 50kg (en función de la rueda que se monte). Un punto positivo, ya que un buggy que usa carbono y que pretendía ser ligero, no debería pesar mas que la mayoría de buggys del mercado de similares características.

– Eje trasero mas corto. Pasa de medir 1.685mm a 1.435mm, lo cual aparentemente también es positivo. Casi 170cm (entiendo que sin ruedas) para ser 2012 ó 2014, era un poco mucho. 143cm está mas consonancia con las medidas habituales de los buggys actuales.

– Eliminación del asiento de fibra de carbono. Ahora han optado por uno de buggybags de los de tela de toda la vida. En si, por lo que parece, la fibra de carbono se reduce al carenado, al eje trasero, y al guardabarros. La duda que me surje es cuanto de efectivo y necesario es un carenado de fibra.

– Eliminación de la tija de fibra de carbono. Ahora la han hecho de acero. Por las medidas tiene pinta de robusta.

– Eliminación de las amortiguaciones. Como ya comentamos en su día, seguro que son cómodas, y para determinados estilos son muy efectivas, pero ya bastante antes de 2012 se sabía  que resta rendimiento.

– Por último, y no por ello menos importante, hay una muy sustancial reducción del precio. Pasa de costar mas de 6.000 €, a 2.000 € (sin contar gastos de envío, y en función de la rueda que se monte).

Lo que me queda claro es que ha pasado de ser un buggy muy llamativo pero aparentemente poco efectivo, a un buggy mas convencional pero con un toque innovador que encaja mas en los cánones de rendimiento a los que estamos acostumbrados. Es menos carbonbuggy, pero mas buggy.

Tal vez se pueda probar en breve🙂

Fuente: Popeye the Welder web

Esta entrada fue publicada en Curiosidades y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s