No wind… no race.

El jueves día 12 otro madrugón. A las 9h estoy puntual en el Briefing de capitanes. Durante la noche ha llovido y la playa está en peores condiciones que ayer. Además las previsiones anuncian mas lluvia. No obstante nos informan de que a las 10:30h deberemos estar en la zona técnica preparados y con el cuchillo entre los dientes.

Después del breve briefing, vuelta al camping del que ya están saliendo los compañeros totalmente ataviados con sus buggys, trajes secos… preparados para la segunda jornada del Mundial.

En la playa el cielo no pinta nada bien. La arena si cabe está mas encharcada que el día anterior, y el viento es muy muy suave. Nacho se ha dejado sus escarpines en el belén del camping y va a pelo con sus sandalias neozelandesas 😉

El briefing comienza con el tradicional “good morning pilots”, en esta ocasión acompañado de alguna gota de lluvia. Cuenta atrás, y cometones por el cielo. Si no recuerdo mal Iñaki sale con PKD Century II 10m, Iker con Century II 8m, y Nacho y yo con Peter Lynn Vapor 11.2m. Nacho es la primera vez que utiliza esta talla y camino de la salida sufre una plegada que le obliga a bajarse del buggy para deshacerla. El viento está muy muy justo, y se nota especialmente en la salida donde es difícil mantener la cometa en el zenith, y hay mas tensión y mas enganchones de los habituales. Que la cometa caiga al suelo puede significar una mancha que no se quite debido al dañino barro de la playa. Que la cometa se enganche con otra y caiga puede suponer una plegada que costará demasiado resolver. Una rotura de líneas puede suponer no tomar la salida, e incluso el atropello de la vela por una marabunta de pilotos cuyo lema es “sálvese quien pueda”.

Faltan 10 segundos y el ballet sincronizado es de infarto. Los GPS comienzan a pitar y nos lanzamos hacia la línea de salida donde… el Race Master no baja la bandera roja anulando la manga 😦

El viento era menor del mínimo exigido (4m/s = 14.4km/h = 7.77nudos). Pasamos por la salida… pero en dirección a los boxes, donde los que podemos llegar sin que la vela caiga al suelo, la recogemos casi sin posarlas en el suelo para evitar que se manchen. La playa vuelve a ser, como el día anterior, un cementerio de buggys y cometas desperdigados en el barrizal debido a enganchones, roturas y plegadas.

Llamada a un nuevo briefing, que se pospone unos minutos debido a un tormentón que nos cae encima. Nos refugiamos 80 pilotos y un montón de voluntarios en la tienda de la organización.

Foto realizada por Simon Arlott

Tras la lluvia concluye el briefing indicándonos que la playa está impracticable, y que la previsión solo ofrece mas lluvia.

Salimos camino del box mientras comienza una nueva tormenta. Iker, Iñaki y Nacho salen a toda pastilla de la playa hacia el camping bajo un aguacero de aupa. Nosotros cubrimos el material con un plástico y nos refugiamos en la Quechua. Pasan 10 minutos, 20, e incluso 30. No deja de jarrear. Decidimos salir de la tienda porque incluso se está inundando el interior. De camino al camping no para de llover, solo cuando estamos a punto de ponernos a cubierto la lluvia cae con menos fuerza. Murphy se ha lucido hoy 🙄

Rutina mundialera: quitarse el traje seco, colgarlo para que se airee, los pies calados apesar de los escarpines, belén alrededor de la calefacción y turno de duchas. Hoy llueve, y aunque las cometas no se han ensuciado mucho no tenemos opción de limpiarlas minuciosamente en el jardín del bungalow.

Como la jornada en la playa ha terminado antes de lo previsto tenemos un poco mas de tiempo a la tarde, y aprovechamos para ir a hacer la compra a un centro comercial cercano. Hoy la velada será un poco diferente. Nosotros tenemos barbacoa del equipo Peter Lynn, y los compañeros han contraprogramado una cena con tortillas de patata y jamón 5 jotas 😉

Foto realizada por Marijn Tijhof (PL)

Desde Holanda, concretamente desde el Cuartel General de Vliegerop (Peter Lynn), han llegado Marijn Tijhof (coordinador de eventos) y Roy Van Baarsen (marketing), para ayudarnos durante el Mundial en todo lo posible. Y esta noche concretamente lo harán a través de una fenomenal barbacoa donde no falta de nada. Tenemos la oportunidad de charlar y conocer mejor a los compañeros, y de pasar una velada junto a algunos de los mejores pilotos del mundo.

Cuando volvemos al camping Iñaki y Nacho también vuelven del bungalow de Iker tras la cena de tortillas. También se lo han pasado de lujo pero no nos han guardado ni un trozo de tortilla de patata. Este hecho tendrá graves consecuencias 😈

No ha parado de llover desde que comenzó a hacerlo en la playa durante la mañana, y no parará de llover en toda la noche 😦

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Competición, Cuéntame cómo pasó, Internacional y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s