Drysuit expedition day

El domingo día 8 tras consultar windfinder salimos dirección Bretteville (Normandia) a 2h al norte de Cherrueix. Una gigantesca playa orientación WSW en la que la previsión es la mejor en 2h a la redonda con vientos del W de 16-18 nudos. Música celestial para nuestros oidos 😀 Durante todo el viaje el viento se hace sentir, y a medida que ganamos kilómetros hacia el norte el cielo se aclara, lo que minimiza las posibilidades de los habituales chaparrones.

Llegamos con una brillante luz en el cielo que nos da calor, nos parece recordar que le llamábamos “sol”. Montamos el material en el parking contiguo a la playa, al lado de los típicos carteles europeos de “zona de deportes de Vela en Tierra”.

Mientras ajustamos los buggys comienzan a llegar varios buggeros normandos a los que saludamos y con los que compartiremos una buena rodada. La playa tiene multitud de bañeras, pero esperamos encontrar zonas confortables a lo largo de toda su longitud y si es posible montar un circuito con algunos conos. El viento cumple lo prometido, moderado, estable y algo cruzado del WNW.

Una vez en la arena tras los primeros quinientosmil charcos se me ocurre el título perfecto para una posible entrada en el blog “Drysuit day” (absolutamente indispensable el traje seco que llevamos las tres mellizas :mrgreen: ). Nacho sale con Peter Lynn Vapor 3.8m y yo idem, pero tras varios rumbos de reconocimiento decido subir talla hasta Vapor 4.5m. Iñaki que está tuneando su guardabarros tarda un poco mas en entrar en harina y se estrena en tierras normandas con PKD Century II 4.5m.

La vista se pierde en el terreno a explorar. Comenzamos una ceñida sin fin siguiendo la estela que han dejado en la arena los pilotos locales. Después de rodar varios kilómetros llegamos a un riachuelo que atravesamos flotando. Continuamos hacia el norte intentando evitar las zonas mas peligrosas de charcos y baches. La playa está prácticamente vacía. Después de aún mas kilómetros dirección norte llegamos a otro riachuelo aún mas grande de unos 40m de anchura. Allí están los locales descansando. No tardan en ponerse las pilas atravesando el rio, y nosotros tras ellos haciendo flotar nuestros buggys de empopada.

El rumbo cambia ligeramente entrando en una ceñida mas suave y ganando velocidad. Me pongo detrás del piloto normando que encabeza la marcha (en los foros franceses se hace llamar Lord Gorax y pilota un buggy made in home, y una Vampir RP  5.5m). Voy corto con 4.5m y sin conocer el terreno le aguanto la distancia a duras penas. Nacho va por detrás aún mas corto con 3.8m, y tras él otro piloto francés e Iñaki. Seguimos escalando rumbo al norte al borde del mar a través de una fina película de agua durante mas kilómetros hasta llegar al final de la ruta en Barneville-Carteret, a aproximadamente unos 20km en línea recta del punto de salida. Una excursión para el recuerdo.

Lord Gorax y yo paramos a charlar en el extremo de la playa y hacemos tiempo a que lleguen los demás. Llega Nacho, y mas tarde llega el otro piloto francés que rodaba cerca de Iñaki. Nos dice que nuestro colega ha tenido un percance en una rueda y no ha podido continuar. Desconocemos el alcance de la avería, así que no perdemos tiempo. Volvemos en un largo ideal para exprimir frenos a la Vapor hasta el punto donde se encuentra Iñaki. Se toma el percance con humor, pero sin rueda su buggy está inutilizable. Le dejamos en compañía del “amigo” Murphy que no se ha separado de él en toda la tarde 🙄

Nacho y yo tenemos que volver al campo base de Bretteville en buggy, desmontar todo el material, recogerlo y volver por carretera en furgoneta en busca de Iñaki. Lord Gorax nos explica la situación exacta, sin embargo Nacho por si las moscas marca el punto en el GPS del buggy. Volvemos rápido. Para agilizarle la espera a Iñaki, nosotros nos quedamos desmontando los buggys, limpiando los trajes secos, cascos, arneses… Mientras Nacho se lleva la furgo de Iñaki al punto donde Lord Gorax le ha explicado que se encuentra nuestro compañero.

Pasa hora y pico y los chicos no vuelven. Se nos hace raro. Suena el movil. Nacho acaba de recoger a Iñaki mas de 2h después. Parece ser que o entendimos mal o las indicaciones no eran correctas… porque Nacho encontró a Iñaki gracias a la posición que había marcado en el GPS del buggy, muy lejos del punto indicado por los locales. Ahora solo les queda volver al parking de Bretteville pero… están perdidos 😦 . Les pasamos las coordenadas y pasados varios minutos llegan al parking. Entre risas y anécdotas de la jornada aprovechamos para comer a eso de las 20h. Estos días de Kite Buggy en los que comes a la hora de cenar no tienen precio 😈

Nos despedimos de los amigos normandos que han alargado un poco mas de lo habitual su rodada en la playa, y nos embarcamos en otras 2h de viaje dirección sur hasta Cherrueix. Ducha, cena en el bungalow recordando las jugadas mas destacadas de la jornada, y posterior sobremesa intentando localizar en internet las mejores previsiones para el día siguiente. Todavía nos queda mucho óxido acumulado, y cada vez queda menos para la hora de la verdad.

Continuará…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Competición, Cuéntame cómo pasó, Internacional y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s