Liga Nacional de Kite Buggy 2011/2012. Zalduendo (Burgos). Jornada del sábado.

Y el calendario de competición de la temporada 2011/2012 siguió su curso. Después de 4 mangas en Laredo y ninguna en Valdelagrana por falta de viento durante la bajamar, llegaba a nuestras pantallas la 3ª cita de la Liga Nacional de Kite Buggy en Zalduendo (Burgos) 😀

Tras una noche tranquila y calentita (dentro de la furgoneta), en vez de despertarme la alarma del movil que llevaba sonando en silencio mas de media hora larga, me despertaron “Las Grecas”: Nacho y Dumy cantando temitas mal en mitad de la campa :mrgreen: En aquel momento ninguno lo sabíamos, pero aquello era la continuación de un fin de semana fantástico, que con el paso de los días comienza a tomar un tinte épico 😀

Al levantar la persiana Jon cambiaba líneas en una Vapor pequeña, y Dumy rodaba derivando con 4m debido a la humedad en el cesped. Como siempre los minutos previos al Briefing de carrera destilan un ambiente especial, se huele y casi se puede tocar una mezcla entre emoción, nerviosismo y superación 🙂 Los aledaños de la zona de aparcamiento son un hervidero de gente dando el último repaso a los buggys (matrículas, tuercas y tornillos, inflado de ruedas…), todo empeño es poco para dejar el material en la mejor de las condiciones para estar a la altura de la Liga Nacional de Kite Buggy.

No tardó en volver a llover, así que nos reunimos en la tienda de la organización donde se acreditaron varias Licencias de Kite Buggy de nuevos pilotos que querían probar la emoción de la competición, se asociaron varios aficionados mas, y los participantes nos inscribimos para el evento. Tras la reunión de bienvenida y el Briefing de carrera el cielo parecía querer darnos una tregua, y el viento soplaba moderado y racheado desde el NNW.

Contamos con Juilo de A Tomar Viento (Valladolid) como Race Master, y otros estupendos colaboradores durante todo el fin de semana: Prasky, Loren, Antonio, David, María, Pili… Julio antes de ser cocinero ha sido fraile y ganó a comienzos de la pasada década unas cuantas regatas. Gracias a su experiencia como piloto preparó un amplio circuito a la antigua usanza con paso de la zanja, rodeando la charca, buscando ondulaciones, baches, paso estrecho sobre el camino… Nacho probó el circuito con Apexx BF Duro y Vapor 6.5m con líneas largas. No tuvo demasiados problemas para completarlo, así que consideramos que era factible realizarlo en las condiciones de viento y suelo mojado que teníamos en aquel momento.

Sin embargo mientras Nacho llegaba a la zona técnica el viento arreciaba, y eso nos descolocó haciéndonos revalorar la elección del tamaño de velas, metraje de líneas, contrapesado del buggy y otros tantos factores que siempre son determinantes, y en Zalduendo, y en las condiciones que teníamos lo eran aún mas. Debido a ello la salida nos pilló a unos cuantos a contrapie.

Jon y yo que salimos ambos con Peter Lynn Vapor 4.5m y Apexx con configuración midi, pudimos coger pronto la delantera de la carrera. No somos pilotos locales pero conocemos Zalduendo relativamente bien, y a escasos 200 metros de la salida el paso de la zanja y el viento rotorizado en aquella zona daba algunos quebraderos de cabeza a varios pilotos. En el segundo giro al circuito comenzaba a llover. Con Jon en segundo lugar y yo en primer puesto, atravesando la zona de mayor velocidad (55-60km/h sobre hierva) noté un ruido fuera de lo normal en mi rueda delantera. Poco después vi que se estaba deshinchando, y unos metros mas tarde que estaba deshinchada/pinchada por completo con lo que mi velocidad y rendimiento encima del buggy estaban bajo mínimos. Jon me pasó como un rayo. Intenté seguir, pero no podía coger velocidad ni a favor de viento 😦

Mientras tanto la lluvia se convirtió en granizo y el viento descendió. Sabiendo que no podría encarar la ceñida de entrada a meta en aquellas condiciones decidí recoger y evitar que mi cometa se empapara por completo. Quedaba mucho fin de semana por delante. Jon llegaba a mi posición tras haber completado otro giro. Al verme recoger en mitad de la tormenta de granizo y con el bajón de viento pensó que la manga se había suspendido. Pero… cuando cesó el granizo y aumentó el viento vio que el resto de pilotos seguían compitiendo. Este percance llendo en primer lugar impidió a Jon ganar la manga, puesto que cuando reanudó la marcha no pudo recuperar los puestos perdidos. Jon llegó en cuarto lugar. El primer puesto fue llevó Dumy que estaba muy emocionado por su primera victora en una manga de la Liga 🙂 El segundo lugar fue para Bokerón, y el tercero para Iñaki. Por mi parte solo pude ser sexto.

De vuelta a boxes Hidetora le pegó una inflada rápida a mi rueda (gracias!), y aunque en un primer momento parecía que podía estar pinchada resultó ser un simple destalonamiento, algo que no me pasaba en Zalduendo desde hacía muchos años, y que incluso rodando mucho mas fuerte nunca me había ocurrido con ruedas midi. Era momento de olvidar lo sucedido y seguir pensando en el fin de semana. Metí la Vapor en la furgo y enchufé la calefacción para que se fuera secando con el calor. Yo también estaba empapado, así que me quité la ropa mojada y decidí seguir los pasos de Iñaki, que llevaba puesto el traje seco.

Poco después dejaba de llover y el cielo nos daba una nueva tregua. Por su parte el viento se mantenía moderado y había rolado ligeramente a N cambiando los rumbos del circuito. Comenzaba la segunda manga. Jon y yo volvíamos a salir con la Vapor 4.5m. Es bastante posible que el viento repuntara ligeramente y ante la igualdad de tallas y un aumento de viento, Jon siempre saca mas partido que yo. Jon estuvo fino y fue primero en línea de meta, y yo llegué en segundo lugar muy cómodo con el traje seco, pero no lo suficientemente rápido. El tercer puesto fue para Bokerón.

De cara a la tercera manga debido a que el cielo se había aclarado bastante y el viento seguía firme, hubo un cambio de circuito para evitar percances en la zanja, cuyo paso coincidía con una de las zonas de viento mas rotorizado. Jon salía con Peter Lynn Vapor 2.7m, vela con la que había reconocido el circuito y parecía rodar cómodo. Por mi parte viendo lo visto en las mangas previas arriesgaba manteniendo la Vapor 4.5m. Contamos con una empopada bastante interesante en la que pude aprovechar muy bien las inercias y la estabilidad de la Vapor. Me sentí a gusto y disfrutando mas que en las mangas anteriores, tanto que me dio por probar a hacer la empopada a dos boyas del tirón 🙂 sin embargo lo rotorizado del viento y las líneas cortas hicieron que mi cometa plegara y cayera al suelo, teniendo que ir a desplegarla a mano (en beneficio de la Vapor he de decir que en esa maniobra y en ese lugar concreto, ni con depower, ni globos, ni nada de nada). Aún con los segundos perdidos pude conseguir un buen resultado. Llegaba primero a meta, y Jon tal vez un poco corto de talla llegaba tercero. Segundo fue Dumy que estaba encontrándose muy a gusto con los circuitos y con el viento racheado.

Para la cuarta manga se mantuvo el circuito, cuestión que en mi caso no me suele beneficiar porque  el resto de pilotos ya ha cogido las medidas y lugares buenos para girar, acelerar, frenar etc etc, y el factor sorpresa ya no es tan determinante 😉 Jon subía talla hasta Vapor 3.8m y yo que en algún momento de la tercera manga, aún a pesar de ir con el buggy contrapesado había comenzado a derivar, bajé hasta Vapor 3.8m. Hice una buena salida con Dumy pegado a mi eje trasero bromeando continuamente 😀 tras la segunda boya me despegué un poco y fui ganando metros para navegar relajado y sin presión. Jon por su parte fue adelantando pilotos paulatinamente, y aunque hacia mitad del tiempo estipulado íbamos bastante alejados, fue acercándose poco a poco. A falta de dos vueltas Jon ya estaba casi pegado a mi buggy. Cualquier percance, piloto doblado mal adelantado, o un error a la hora de encarar un rumbo supondría la diferencia entre el primer y segundo puesto. Es muy divertido rodar con Jon pegado al eje y viendo su Vapor naranja por el rabillo del ojo, hace que me exprima y disfrute mas 🙂 pero aunque esto de la competición es un juego para pasarlo bien, apreté un poco el ritmo para que Jon no pudiera cazarme, de lo contrario el evento se me hubiese puesto muy cuesta arriba. El ritmo y la velocidad nos hicieron arriesgar y Jon sufrió un OBE en la última vuelta, lo cual me permitió llegar mas relajado a meta en primer lugar. Jon fue segundo. Y Nacho tercero.

Quedaba viento, quedaba luz, e incluso algo de sol, así que encaramos la quinta manga del día con un nuevo circuito un poco mas largo y enrevesado. Lo probé varios minutos con buenas sensaciones y buenas velocidades. Jon y yo volvimos a escoger la misma talla: Vapor 3.8m. Jon salió muy motivado y no tardó en coger el primer puesto de la carrera. Mantuvimos distancias hasta que… el mismo ruido de la primera manga empezó a escucharse en mi rueda trasera derecha. Increible :O Había pinchado o vuelto a destalonar? Al ser la rueda trasera, aunque muuuuuucho mas despacio, me permitió seguir rodando para evitar una retirada de la manga que hubiese sido fatal de cara a la clasificación. Despacio y evitando molestar a los compañeros, logré dar un par de vueltas mas con la rueda completamente deshinchada y el resto de pilotos pasándome como locos disfrutando a tope del viento 🙂 Jon entró en primer puesto. Segundo fue Nacho, y tercero Iker. Yo solo pude ser cuarto.

Nuevamente con ayuda de Hidetora inflamos la rueda trasera, y vimos que no perdía aire y no estaba pinchada, sino destalonada. No había tiempo para mas regatas. Así concluía la jornada. Cinco mangas con mucha emoción y diversión, percances inesperados, OBEs, vuelcos, ejes rotos… Mientras se realizaban las clasificaciones las campas quedaron dispuestas para la rodada libre de todos los asistentes al evento.

Ya de noche, durante la estupenda cena que disfrutamos se publicaron los resultados del sábado. En la General Provisional del evento Jon estaba primero con dos victorias, un segundo, un tercer y un descartado cuarto lugar. Por mi parte, aún a pesar de los percances en las ruedas estaba en segundo puesto a un solo punto de Jon, con dos victorias de manga, un cuarto puesto, y un sexto descartado. De manera que todo se decidiría el domingo en la clase Master. Por parte de la reducida clase Open, Alpi hizo un gran papel toda la jornada.

Después de llenar la tripa, puesto que para muchos con el frenético ritmo de regatas no había habido tiempo de comer, los smartphones empezaron a echar humo en busca de las previsiones para el día siguiente. Las pantallas rezaban unoz 15 nudos con picos de 30, y con posibilidad de lluvia.

Qué ocurriría el domingo? seguiríamos teniendo suerte con el tiempo? se mantendría el viento? el pronosticado viento racheado pondría en apuros a nuestras Vapor? Aguantarían mis ruedas hinchadas? Sería capaz Jon de mantener la ventaja en la General? En cualquier caso… habíamos pasado un sábado tremendamente emocionante… así que era muy posible que el domingo fuera similar 😀

Gracias a Sergio (prasky) por su colaboración fotográfica 🙂

Esta entrada fue publicada en Competición, Cuéntame cómo pasó, Nacional y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Liga Nacional de Kite Buggy 2011/2012. Zalduendo (Burgos). Jornada del sábado.

  1. Julio Valentín dijo:

    Una cronica estupenda

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s