Liga Nacional de Kite Buggy 2011/2012. Valdelagrana (Cádiz). Jornada del viernes.

En mitad de la noche suena la alarma del movil de Iñaki, pero me doy la vuelta en la cama y a seguir sobando 😀 un par de minutos después vuelve a sonar. Deben ser las 8h. Me voy espabilando. Iñaki sigue roque.

La alarma vuelve a sonar como ochenta y seis millones quinientas veintiseismil setecientas trenta y tres veces 😀 como veo que Iñaki ni se menea sigo sobando. Varias horas después a eso de las 10h nos despertamos. La alarma que sonaba era la que Iñaki tiene programada “de serie” para ir a currar, y suena a eso de las 6h. La nuestra, la que debía sonar a eso de las 8h no sonó… así que tras un desayuno fugaz salíamos de una nubosa Mérida a toda pastilla 🙂

Hicimos parada en Sevilla, donde nos cruzamos con el autobús del Recre “decano del furgol español”, para que Iñaki pillara su nuevo casco (un Catlike de descenso), y tras ello enfilamos ahora si que si hacia Valdelagrana. Jon y Esther habían salido finalmente de madrugada e iban un par de horas por detrás nuestro con el handicap de haber hecho prácticamente todo el camino nevando.

Hicimos Sevilla-Valdelagrana con algo de lluvia, y al concluir los 1.000km de ida hablábamos con Bokerón y Nacho que se lo habían pasado pipa hoy también en Tarifa. Habían conocido y rodado con varios locales, y Nacho había estrenado su nueva montura, un Apexx de Xxtreme, con el que estaba realmente emocionado y parece que definitivamente contento 🙂

Al llegar al punto de encuentro ya nos juntábamos unos cuantos a la hora de comer, echando incesantemente un vistazo a la playa donde la pleamar estrangulaba la arena dura, al cielo donde los nubarrones ganaban por goleada a los claros, y a las palmeras del paseo marítimo donde el terral empujaba mas fuerte que la brisa.

A la hora de la telenovela una brisa del noroeste (bastante cruzada) nos hizo montar los buggys a Iñaki y a mi. No quedaban mas de 5m de arena semidura, y el viento era escaso, pero había ganas de volver a catar la estupenda playa de Levante. No dio para mucho, justo un par de largos de paseo con Peter Lynn Vapor 11.2m, antes de que el viento desapareciera por completo.

A la vuelta a la autocaravana los tarifeños ya habían llegado, y Bokeron le pegaba a ese depower que se había traído de Valladolid, gentileza de Wind Action, un jamón la mar de rico 😀

Tras saludos y reencuentros varios, picoteo y demás, llegaban Jon y Esther, y recogíamos tranquilamente para buscar el cobijo del hotel donde nos reuniríamos para dar las últimas puntadas a la planificación del evento.

Para cenar pillamos varios taxis para ir al Puerto de Santa María, donde nos sentamos al calor de una freiduría a contar anécdotas, intercambiar experiencias, y claro, a hartarnos de comer pescaito frito regado con unas rubias espumosas bien frescas.

Hacia media noche volvíamos al redil a planchar la oreja para intentar recuperar las horas de sueño acumuladas, y para soñar con los kilómetros y kilómetros recorridos en busca de viento, amigos, sol, y regatas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Competición, Cuéntame cómo pasó, Nacional y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s