Revisión: Wind Action Xcratch II

A continuación desempolvamos el siguiente artículo técnico del año 2009, del buggy de fabricación nacional Wind Action Xcratch II. El buggy desde el 2009 ha sufrido ligeras modificaciones, pero en espíritu sigue siendo el mismo, y la revisión continúa siendo válida 🙂

Hace más de 15 años que Wind Action comenzó su andadura en el diseño y fabricación de buggys. En 2009 la factoría vallisoletana con Luis Sanz a la cabeza, continúa contagiándonos su fiebre por la “X”, y nos presenta su nuevo buggy de competición: el Xcratch II, para situarlo en el top de los buggys de carreras, por su diseño, rendimiento, relación calidad-precio, y por sus enormes posibilidades de personalización.

En el Camino Viejo de Simancas, a escasos kilómetros de Valladolid, han echado el resto para rediseñar por completo el Xcratch, y concebir un nuevo buggy en continuo proceso de evolución, pero en el que también se aprecian algunas reminiscencias genéticas de otro de los últimos diseños de la casa: el Xcream.

Tras más de 1.000km en poco más de 15 intensas sesiones, el buggy ha visitado diversos lugares de la geografía española, y también de Francia (La Franqui), y Alemania, concretamente Sankt Peter Ording, durante la disputa del Campeonato de Europa de la especialidad, dejando muy buenas impresiones, y causando verdadero interés entre algunos de los mejores pilotos del mundo.

A continuación diseccionamos de cabo a rabo el Xcratch II.

HORQUILLA
La horquilla tiene claras evocaciones al rompedor y atractivo diseño del Xcream que dejó fans por media Europa. Semicircular y agujereada, es más pequeña, ligera y funcional, a la vez que estable y resistente. Posee dos puntos de reglaje para colocar a gusto del piloto, en uno la rueda delantera y en el otro, si se desean, los contrapesos delanteros.

A su vez se aprecia un tercer agujero en 12mm, cuyo objetivo es acoplarle una barra de transporte, un accesorio interesante en buggys de este peso y tamaño.

Importante también es la presencia del medio guardabarros de rueda delantera, que se incluye en PVC y en color blanco o negro, que va fijado con bridas a la horquilla. Próximamente se comercializará con el buggy un guardabarros completo en dos materiales a elección: carbono o plástico.

Personalmente, simplificaría aún mas la horquilla en la zona de las pletinas laterales, con un único punto de anclaje para las estriberas mas proximal al centro del buggy, ya que en algunos giros  muy forzados a contraviento, la pletina puede rozar en los tobillos del piloto. No obstante, esto iría en contra de la filosofía de customización que aplica Wind Action en el buggy, ya que reduciría las posibilidades de fijación de las estriberas.

TIJA EN “ZETA”
Fabricada en Inox rectangular de 40x60mm, posee 3mm de espesor. La zona final, situada bajo el asiento del piloto está cerrada para impedir la entrada de agua, salitre… y cortada en ángulo para proteger al piloto y evitar el deterioro de la zona inferior del asiento.

La longitud es personalizable, dependiendo de la altura, longitud de las piernas y de la postura y gustos durante el pilotaje.

Trabaja en “geometría de 0º”, es decir totalmente paralela al suelo, pudiendo variar dicha graduación con diversas posibilidades gracias al anclaje de la tija con las barras laterales de la cuna. Para ello, los chicos de Wind Action se basaron en un diseño original realizado también hace varios años en el Xpeed. De esta manera, cambiando la posición de los tornillos de sujeción tija-cuna, se puede variar la inclinación de la tija.

La combinación de tija-horquilla nos presentan un buggy estable en todos los rumbos y ágil en los giros sean del tipo que sean.

ESTRIBOS
Otro de los puntos fuertes y novedosos son los estribos. Cuentan en la pletina de la horquilla con multitud de puntos de fijación dependiendo de los gustos  y posición del piloto en el buggy a la hora de rodar.

La superficie plana de 50mm aporta comodidad al pie, lo que unido a las pletinas laterales externas de 5 mm de espesor y a la posibilidad de montar straps de talón, o straps tradicionales, confieren un punto importante de sujeción para una navegación mas segura. La longitud del estribo también es personalizable.

La novedad respecto a otras estriberas del mercado es que los straps incorporan la forma anatómica del talón, y son regulables gracias a sencillos y resistentes velcros. Los straps están fabricados en Cordura, polietileno y foam de alta densidad.

El tornillo de fijación de los estribos puede colocarse en buggys de otras marcas, ya que existe la posibilidad de pedirlo en 12 ó 14mm, y de esta manera contar, independientemente de la marca del buggy, con uno de los estribos más cómodos del todo el mercado.

CUNA-ASIENTO
La cuna con doble curvatura aporta un gran feedback ya que permite obtener sensaciones muy directas de la navegación, y responder a ellas de forma cómoda y ágil. También es personalizable a las medidas del piloto: espalda, cadera…

La cuna estándar posee 90cm en la zona de unión cuna-eje trasero; 50cm en la espalda del piloto y en la salida de las piernas; y 37cm en la zona de estrechamiento de la cadera. Este estrechamiento es otro de los cambios que incorpora este Xcratch II, con el fin de evitar gran parte de las sacadas del buggy, siempre cumpliendo la normativa de la especialidad de no “aprisionar” al piloto. A pesar de las medidas fijas, la cuna también es modulable a través del foam de alta densidad, para adaptar la cuna a las medidas del piloto, un sistema no permanente, que facilita el poder compartir el buggy con otras personas que no tengan la misma talla, e incluso venderlo en un futuro, sin cerrar mercado a personas con diferente complexión.

El asiento es muy confortable, está fabricado en Cordura y foam de alta densidad, e incorpora numerosos puntos de anclaje a la cuna, permitiendo adelantarlo o retrasarlo a gusto del piloto. Próximamente las hebillas de plástico serán sustituidas por hebillas metálicas de Titanal.

El asiento, impermeabilizado gracias a la Cordura se comercializa con un práctico protector que complementa la labor del medio guardabarros de la rueda delantera.

ARCO DORSAL
El arco se encuentra inmediatamente tras el asiento, y cambia de orientación respecto a otros modelos anteriores. Pasa de estar en vertical, a estar en horizontal, para dar un óptimo apoyo a la columna dorsal del piloto, trabajando mas como respaldo y anclaje para el asiento, que como elemento antitorsión. En combinación con las estriberas y el estrechamiento de la cuna, da otro punto de apoyo mas, para que el piloto no solo vaya cómodo, sino también seguro.

EQUIS ANTITORSIÓN
Una de las protagonistas de la parte posterior del buggy es la Equis Antitorsión que minimiza la torsión de la parte trasera del Xcratch. Se barajó para ello una Equis soldada y fija que se descartó para montar finalmente una Equis desmontable, y facilitar al máximo el desmontaje del buggy en caso necesario.


La cuna finaliza su trayectoria en su zona posterior ensanchándose para evitar también la torsión y la vibración.

EJE TRASERO
El eje trasero estándar mide 150cm de longitud, y está roscado en 20mm con dos cilindros de Inox embutidos y soldados al eje, sin necesidad de tuercas, ni reducciones del tubo.

La unión eje trasero-cuna comparte protagonismo con la Equis Antitorsión, por su simplicidad y buenos acabados. Michael Schweiger, diseñador de las cometas PKD y socio de Luis, nos cuenta entusiasmado en Sankt Peter Ording que el sistema se basa en la evolución y experiencia de Wind Action en las travesías por el desierto. La unión eje trasero-cuna se plantea mediante un sistema de dientes que nos aporta tres posiciones posibles para regular la altura del eje trasero.

Los dientes fabricados  en Inox de 8 mm, están recortados con Laser en Cola de Milano, formando una sólida estructura de 16mm, que nos asegura que  si algún tornillo llegara aflojarse debido a la vibración o al paso de los kilómetros, el eje no tiene ninguna posibilidad de desmontarse.

LONGITUD, PESO Y CONTRAPESOS
El Xcratch II en su versión estándar para un piloto de 170cm, tiene una longitud de 220cm, y un eje de 150cm. Y respecto al peso, montado con ruedas Cadkat Eurotrax, llega hasta los 52kg sin peso adicional, encontrándose por lo tanto dentro de las especificaciones técnicas que exige la Federación Internacional de Kite Buggy (60kg máximo, incluyendo el peso adicional).

Los contrapesos reglamentarios (máximo 5kg), son dos cilindros fijos, cada uno colocado a cada lado de la horquilla, y un tubo trasero hueco en el que se pueden incluir los contrapesos a gusto del piloto. Este mismo tubo, hace las veces de sujeción para el asiento a través de cinchas.

Bajo pedido, pueden colocarse diferentes pesos cilíndricos (similares a los contrapesos delanteros) de manera externa al tubo, para balancear escrupulosamente el buggy.

No obstante, tras numerosas pruebas realizadas con el buggy sin contrapesos, desde Wind Action nos recomendarán encargar el peso adicional después de que el piloto haya exprimido el buggy. Si tras ello se siguen queriendo los contrapesos se fabrican al gusto. Para ello el piloto requiere 3 básculas diferentes. Con el buggy totalmente montado colocará cada rueda encima de una báscula, y una vez montado en el buggy y colocado en la posición en la que habitualmente rueda, debe apuntar los pesos marcados en cada báscula. Con estos datos se realizará un equilibrado individualizado del buggy.

TORNILLERÍA
Toda la tornillería usada en el Xcratch II es de métrica 8, 10, 12, y 20mm inoxidable y con tuercas ciegas.

En definitiva, es un buggy muy fácil de usar ya que no precisa grandes esfuerzos de adaptación al dar el salto desde buggys de iniciación. Es muy customizable porque admite numerosas posiciones de los elementos propios del buggy, así como variedad de colores, medidas… Es confortable, desde las estriberas, al arco dorsal, pasando por los habituales buenos asientos hechos a mano de la marca.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Puntos a favor:
–   Relación calidad-precio
–   Múltiples posibilidades de personalización

Puntos en contra:
–   Reduciría el tamaño de las pletinas laterales de la horquilla, colocando un único punto de anclaje para las estriberas

Agradecimientos:
–   A Luis Sanz de Wind Action por la colaboración técnica en el artículo
–   A Loreto Agrelo por la foto del AEKB Tour Laredo 09/10

Esta entrada fue publicada en Técnica y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s